domingo, 9 de agosto de 2009

INTERIOR // GILBERTO OWEN ///

Las cosas que entran por el silencio empiezan a llegar al cuarto.

Lo sabemos, porque nos dejamos olvidados allá adentro los ojos.

La soledad llega por los espejos vacíos;
la muerte baja de los cuadros, rompiendo sus vitrinas de museo,
los rincones se abren como granadas para que entre el grillo
con sus alfileres;
y, aunque nos olvidemos de apagar la luz,

la oscuridad da una luz negra más potente que eclipsa a la otra.


( FRAGMENTO DE " INTERIOR" ) Libro " Linea.

4 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Gracias por compartir
besos y amor
je

Liliana G. dijo...

Si buscamos en el interior encontraremos tantas cosas que nos asustan que a veces sería mejor no atisbar detrás de la puerta. Pero otras tantas descubriríamos que entre las sombras y la soledad, también está acurrucada la felicidad, sin que desgraciadamente la veamos...

Muy buen texto.

Cariños.

J.M. Ojeda dijo...

Realmente el escrito, cautiva.
El sin saber,es sabiduria por intuición...
"No vemos por no mirar"

Saludos de J.M. Ojeda

salvadorpliego dijo...

Precioso escrito. Gracias por compartir.